Fuente: Depto Prensa Senado

En forma unánime la Sala del Senado aprobó la idea de legislar sobre el proyecto, en segundo trámite, que modifica el Código del Trabajo para resguardar el derecho a la igualdad en las remuneraciones por las prestaciones de servicios de igual valor, lo que apunta a disminuir las brechas salariales entre hombres y mujeres.

Ahora corresponde que la iniciativa sea remitida nuevamente a la Comisión de Trabajo para su discusión en particular, para lo cual se fijo el 4 de agosto como plazo para presentarle indicaciones.
 
Durante su intervención en Sala, los senadores Juan Pablo Letelier y Alejandro Navarro, destacaron los alcances de este proyecto argumentando que no se condice con una sociedad moderna ningún tipo de discriminación por género.

El senador Letelier recordó que la propuesta legal apunta a establecer las bases para evitar actos de discriminación y diferencias de remuneraciones entre hombres y mujeres, por trabajos de igual valor.

“Si esto es necesario, es porque en nuestro país existe una discriminación. Todos los estudios indican que en promedio a las mujeres se les paga 30% menos que a los hombres por el mismo trabajo, haciendo muchas veces recaer en las mujeres el costo de la maternidad”, dijo tras señalar que existen estudios internacionales que demuestran que la tasa de ausentismo laboral es menor en mujeres.

Agregó que de promulgarse la iniciativa, se entenderá como un acto de discriminación las diferencias de remuneración de trabajos de igual valor basado en criterios distintos a las características y naturaleza del trabajo que se realiza.

El senador Letelier anticipó que durante la discusión en particular del proyecto se tratará de precisar si los reglamentos que se contemplan en la iniciativa –para definir los trabajos y sus características- se crearán sólo en las empresas que tienen más de 50 personas, como lo contempla la iniciativa, o si se considerarán aquellas con un menor número de trabajadores.

REPARAR DISCRIMINACIÓN

Por su parte el senador Navarro señaló que esta propuesta legal apunta a reparar la discriminación histórica que ha existido en torno a las remuneraciones entre hombres y mujeres. Recordó que Chile ratificó el Convenio 100 de la OIT sobre igualdad de remuneraciones de 1951, por lo que nuestro país estaría dando cumplimiento a las normas constitucionales.

“No cabe duda que este reconocimiento a establecer criterios progresivos de igualdad remuneracional va a significar que los estándares de discriminación que hemos hecho en el Código del Trabajo se cumplan. Lo que estamos acordando hoy día en general es la complementación necesaria para que no exista ese tipo de  discriminación. Los estudios revelan que las remuneraciones de las mujeres son 31% menores que las de los hombres por el mismo trabajo, lo que resulta insostenible”, advirtió.

Agregó que espera que durante la discusión en particular de la iniciativa, la Comisión de Trabajo se esfuerce en seguir la senda que han fijado otros países en este sentido. Al mismo tiempo, solicitó que se estudie qué es lo que se está haciendo en la administración pública en materia de igualdad de sueldos.

A su turno, la ministra del Sernam, Laura Albornoz, recordó que este proyecto obedece a un compromiso asumido por la administración de la Presidenta Michelle Bachelet en el sentido de asegurar la permanencia de la mujer en el trabajo.

“La idea es promover un cambio de hábitos y cambios culturales”, explicó la secretaria de Estado tras recordar que existe información respecto de que las mujeres que desempeñan cargos directivos perciben hasta un 50% menos que los hombres que cumplen la misma función.

Agregó que “este proyecto se limita a señalar los parámetros o criterios objetivos que deben orientar a los empleadores para determinar el aporte que reportan los diversos puestos de trabajo a la estructura empresarial”.