El caso de Francisca Díaz, la joven que denunció abuso sexual y terminó condenada por injurias y calumnias

La consigna #FranYoTeCreo se ha tomado las redes sociales con cientos de mujeres apoyando a la estudiante de Derecho condenada a tres años y un día de pena remitida por injurias y calumnias. Critican que la sentencia no es justa y que las mujeres abusadas podrían tener miedo a denunciar.

Una estudiante de Derecho de la Universidad Austral de Chile fue condenada a tres años y un día de pena remitida por el delito de injurias y calumnias contra un ex funcionario del Ministerio Público, a quien ella había denunciado de abuso sexual.

El caso se remonta hace casi tres años, cuando en febrero de 2016 la joven Francisca Díaz denunció a Willy Fahrenkrog, causa en la que el Ministerio Público determinaría que, en lugar de abuso, se habría tratado de una relación consentida.

El giro que dio el caso ha provocado una serie de críticas por estos días y reacciones por parte de organizaciones feministas, quienes temen que la sentencia cause un mal precedente para las mujeres que sean víctimas de delitos sexuales y no se atrevan a denunciar.

El testimonio de Francisca

Los hechos que denunció Francisca Díaz ocurrieron el 12 de febrero de 2016, el día en que se juntó con Willy Fahrenkrog, por ese entonces fiscal Subrogante de Hualaihué, en la Región de Los Lagos. Según relata el sitio Es Mi Fiesta, se conocieron a través de Tinder y entablaron conversaciones que los llevaron a reunirse después de un tiempo.

En esa ocasión Fahrenkrog le comentó que viajaría a Puerto Montt para participar de un asado con sus compañeros de trabajo, y que aprovecharía el viaje para conocerla personalmente. En los pantallazos de las conversaciones se ve que en un comienzo Díaz se negó porque le daba “la sensación” de que la necesitaba “para hacer hora”. Las insistencias del joven fiscal la hicieron cambiar de opinión, y finalmente concretaron la cita al día siguiente.

Se juntaron pasadas las 16:30 horas, y tras hacer algunos trámites, a eso de las 20:00 horas se dirigieron al centro de Puerto Montt para tomar algo y luego ir a bailar. En las conversaciones se aprecia la insistencia Fahrenkrog por ir a beber, algo que acabaron haciendo en un local llamado Baco Bar.

Tras tomar dos mojitos, Fahrenkrog habría propuesto que fueran por el tercero, algo a lo que Francisca Díaz se habría negado. Tras las insistencias del joven, ella finalmente habría accedido. Según Díaz, en un momento él le comentó que ella “merecía estar con un hombre bueno porque era muy esforzada, simpática y bonita”, a lo que ella respondió advirtiendo que “no se pasara rollos” porque no pasaría nada.

Luego ella lo habría acompañado a buscar un hostal donde pasar la noche, y en el camino él la habría tomado por la cintura y la habría besado. Entonces ella le volvió a advertir “que no se pasara rollos” y que sólo podían andar de la mano.

Cuando por fin encontraron un hostal, ella lo acompañó a ver la habitación, mareada por los efectos del alcohol. Ahí él habría comenzado a besarla e insistir en que tuvieran relaciones sexuales, pero ella se habría negado. Sin embargo, el joven habría insistido. Fue en ese momento, de acuerdo al testimonio de la joven, cuando él le“bajó el pantalón y la ropa interior”.

En su declaración a la Policía de Investigaciones (PDI), Díaz señaló que el joven la agredió sexualmente.

Giro en el caso

No más de tres meses pasó Francisca Díaz como víctima en esta situación. El 27 de mayo de 2016 el Juzgado de Garantía de Puerto Montt decretó el sobreseimiento definitivo de la acusación contra Fahrenkrogy y se determinó “que la denuncia reunía los caracteres de calumniosa”. El 16 de junio, en tanto, fue presentada la querella por denuncia calumniosa en su contra.

Un dato que jugó un rol importante en esta determinación fue que el hombre fue procesado por violación, aunque lo que ella denunció fue abuso sexual.

Las audiencias estuvieron marcadas por declaraciones polémicas, como la de la carabinera Carolina Montiel, quien, según Es Mi Fiesta, fue la primera en tomarle la declaración a Díaz la noche de la presunta agresión. Durante la primera jornada del juicio ella declaró que la joven“no esta estaba afectada, pero igual estaba llorando”, pero que “no era un llanto de violación”.

Por otra parte, el abogado de Willy Fahrenkrog, Andrés Firmani, llegó a preguntarle a la joven si “sabe leer” cuando discutían sobre la definición de la palabra “penetración”.

Críticas a la sentencia

En entrevista con Rayén Araya en #AquíYAhora, la prodecana de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Austral de Chile, Yanira Zúñiga, dijo que “el caso es lamentable por lo que significa en términos de un desincentivo a las denuncias que en materia de delitos sexuales es algo que se ha intentado incentivar con campañas del gobierno e internacionales en todo el mundo”.

Destacó que Francisca Díaz no sólo está siendo condenada a una pena, sino que, “en la medida de que es egresada de Derecho, también conlleva una inhabilitación para jurar y desempeñarse como abogada, tendrá una doble sanción, además de las sanción penal, una sanción específica de inhabilitacion”.

También comentó que “los estereotipos están más o menos presentes en la practica judicial en una serie de juicios que afectan a las mujeres”, y en este caso, por ejemplo, se asume “el uso de Tinder como disposición de las mujeres a tener de entrada relaciones sexuales; que el alcohol por sí solo es indicador, en la medida que se enmarca en una reunión con un varón que se conoce a través de Tinder, de que es indicio de presentación de consentimiento sexual”.

#FranYoTeCreo

El caso de Francisca Díaz se ha ido tomando las redes sociales con el hashtag #FranYoTeCreo. Organizaciones feministas como la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres y la Coordinadora 8 de Marzo han criticado al sistema judicial por la condena.

Por la misma vía distintas parlamentarias se han sumado a la campaña. Camila Vallejo (PC) dijo a través de Twitter que “no es justo arriesgarte a que publiquen tu vida íntima y sexual, con difamación; a penas de cárcel; a no poder titularte”; y Marisela Santibáñez (PRO) criticó que “la justicia chilena abandona a la mujer que denuncia y la decisión de los medios es invisibilizar el caso”.

Mira algunos de los comentarios en apoyo a Francisca Díaz a continuación:

Publicado en destacados, Noticias.
La ruta