El 60% de las mujeres no continúa proceso judicial en denuncias por violencia intrafamiliar: Si una víctima de violencia intrafamiliar decide retirar la denuncia contra el agresor o detener el proceso judicial, es el juez de familia quien tiene la última palabra. Sin embargo, esta facultad llamada «decisión de no perseverar» no puede aplicarse cuando las personas abandonan la causa, lo que trae diversas consecuencias.