Organizaciones de la sociedad civil valoran el aporte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en la región

Corte-IDH-1

Como organizaciones de la sociedad civil, promotoras y defensoras de los derechos humanos, no podemos aceptar que en un estado democrático, como lo es Chile, se suscriba una carta que puede tener un impacto negativo hacia los derechos humanos, sin generar un debate previo y de cara a la ciudadanía.

Por Organizaciones Articulación de Derechos Humanos 

Organizaciones de la sociedad civil, reunidas en la Articulación de Derechos Humanos, manifestamos profunda preocupación respecto de la carta enviada por 5 países, incluido Chile, a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la cual solo tenemos conocimiento a través de la nota de prensa que plantea mayor “autonomía” de los países y no “invasión” por parte del sistema interamericano.

Las organizaciones firmantes reconocemos el valioso aporte de este sistema, el que ha permitido avanzar en derechos de los grupos más vulnerabilizados de nuestras sociedades y más expuestos a violaciones de derechos humanos, así como por su especial contribución en tiempos de dictaduras en América Latina, que posibilitó salvar vidas.

Los Estados Partes de la Organización de Estados Americanos, reconocieron la necesidad de contar con un Sistema Regional de derechos humanos que, subsidiariamente, opera ante la negativa o imposibilidad de los Estados para garantizar, respetar o reparar las violaciones a los derechos humanos y/o cuando se han agotado los recursos judiciales internos y aquellos no han logrado el imperio de los compromisos nacionales en materia de derechos humanos.

En este sentido los Estados le han otorgado soberanamente al sistema, el rol de subsidiariedad a partir de la firma y ratificación de la Convención Americana de Derechos Humanos.

El multilateralismo se basa precisamente en la necesidad de los países de avanzar en conjunto, en este caso en la promoción, protección y reparación de los derechos humanos cuando estos se ven amenazados por acción u omisión de los propios Estados.

Chile solo debe avanzar y jamás retroceder en los importantes acuerdos multilaterales que se han alcanzado en materia de derechos humanos. A las últimas acciones gubernamentales, materializadas en no firmar el Acuerdo de Escazú ni el Pacto Mundial sobre Migración, ahora se suma esta carta a la CIDH, dando cuenta de un retroceso en la política exterior de Chile.

Como organizaciones de la sociedad civil, promotoras y defensoras de los derechos humanos, no podemos aceptar que en un estado democrático, como lo es Chile, se suscriba una carta que puede tener un impacto negativo hacia los derechos humanos, sin generar un debate previo y de cara a la ciudadanía.

Los derechos humanos son patrimonio de la humanidad y los Estados tienen el deber de respetarlos así como a las instancias que se han creado para garantizarlos.

Las organizaciones de la sociedad civil llamamos al Estado de  Chile a respetar los acuerdos internacionales y a fortalecer el sistema interamericano de derechos humanos

Porque #NuncaMásSinNosotros/as

  • Corporación Humanas
  • Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio
  • Centro de Estudios de la Mujer (CEM)
  • Corporación Opción
  • Corporación Chilena de Prevención del SIDA-ACCIONGAY
  • Corporacion Circulo Emancipador de Mujeres y Niñas con Discapacidad de Chile-CIMUNIDIS
  • Coordinadora Autónoma contra la Violencia Machista
  • Corporación Colectivo Sin Fronteras
  • Fundación 1367. Casa Memoria José Domingo Cañas
  • Fundación Instituto de la Mujer
  • Fundación Observatorio Contra el Acoso Callejero, OCAC Chile
  • Movimiento Acción Migrante
  • Observatorio de Violencia Institucional de Chile

Publicado por El Desconcierto

Publicada por Crónica Digital 

Publicado en destacados, Noticias.
La ruta