Los distintos tipos de violencia que los jóvenes reconocen dentro del pololeo

Según una encuesta del Injuv y la UC, el 60% de los consultados señaló que las agresiones no se denuncian. El 11% aseguró que su pareja lo ha presionado para mantener relaciones sexuales a pesar de no desearlo.


El 13 de junio, en la comuna de Maipú, Gabriela Alcaíno (17) y su madre, Carolina Donoso (53), fueron encontradas sin vida en el living de la casa, luego de todo un fin de semana sin que se supiera de ellas. Horas más tarde, Fabián Cáceres (18), expareja de Gabriela, confesó el crimen a la PDI.

El imputado, quien dijo a la policía “no soportar el quiebre amoroso”, fue formalizado por doble homicidio. La figura de femicidio fue descartada, pues no había una relación de convivencia entre agresor y víctimas. Si se hubiera aplicado, el rango de pena que arriesga Cáceres sería mayor.

El caso, que reabrió la discusión en torno a la falta de regulación de las agresiones en el pololeo, se registró pocas semanas después de que el Ejecutivo pusiera urgencia al proyecto de ley que sanciona la violencia en la pareja sin convivencia.

Ante este escenario, el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) y la Dirección de Estudios Sociales de la Universidad Católica (DesUC) dieron a conocer los resultados de la última encuesta sobre violencia en las relaciones de pareja entre los jóvenes.

El estudio incluyó a 1.112 hombres y mujeres entre 15 y 29 años, pertenecientes a 107 comunas del país, cuyas respuestas dan cuenta de que el 60% de los consultados estima que las agresiones no se denuncian porque existe temor a las represalias.

“Podemos apreciar que pese a las campañas, y que hoy como nunca el problema se ha visibilizado como algo grave, muchos jóvenes están viviendo relaciones violentas y algunos ni siquiera se dan cuenta. La violencia sicológica está naturalizada entre las parejas, especialmente las adolescentes”, advierte Mariana Madariaga, directora de la ONG Parejas Sin Violencia. Agrega que estos resultados están en sintonía con “el estudio que realizó nuestra ONG en 2014 en Maipú, donde detectamos que el 49% de los adolescentes entre 14 y 19 años habían sido víctimas de violencia”.

El impacto de las redes

Qué se publica, dónde, cómo y cuándo también fue parte del estudio del Injuv, pues el impacto y uso habitual de las redes sociales como Facebook, Twitter, WhatsApp e Instagram lo hacen necesario.

En este sentido, el 17,1% de los encuestados declaró que revisar el teléfono y redes sociales de la pareja es aceptable o bastante aceptable, mientras que el 14% estimó que no es negativo hacer bromas con amigos respecto a las relaciones íntimas.

Además, un 39,4% declaró que su pareja ha revisado su celular o redes sociales sin su consentimiento. Según el reporte elaborado por el Injuv, esto “da cuenta de las nuevas formas en las que se expresa y ejerce la violencia en las relaciones de parejas jóvenes”.

En este sentido, el director del organismo, Mirko Salfate, aseguró que “llama la atención que estas conductas, de alguna manera, se han ido naturalizando. Parece ser contradictorio con una juventud que se supone está con una mente más abierta, más integrada y que entiende de manera distinta las comunicaciones”.

La violencia sexual también fue parte de la encuesta. Según los datos, un 5,3% de los encuestados considera aceptable o bastante aceptable presionar a la pareja a tener relaciones sexuales y un 4,4% opina lo mismo sobre dar golpes o bofetadas.

Sobre violencia sexual el estudio refleja, además, que el 11% declara que su pareja la ha presionado para tener relaciones sexuales “aunque no lo desee”.

Proyecto de ley

La violencia en las relaciones de pareja se ha convertido en un foco de preocupación del Ejecutivo. En este sentido, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, aseguró que se puso urgencia al proyecto de ley sobre violencia en el pololeo “y el de violencia integral contra las mujeres, que forma parte de las prioridades legislativas del gobierno y que estamos trabajando para su pronta aprobación”.

En la ONG Humanas existe otra mirada. La abogada de la organización, Camila Maturana, asegura que hace 10 años que el Injuv realiza este sondeo, y que desde esa perspectiva “es incompresible que no exista una política de Estado que regule la violencia dentro del pololeo (…) Es inaceptable que el Parlamento mantenga retrasada la iniciativa legal que sanciona la violencia en este tipo de relaciones”.

En tanto, Plá agregó que más allá del trabajo que realizan las policías, el gobierno y el Ministerio Público, “no vamos a ganar la batalla de la violencia si no concretamos como país un cambio cultural, porque en Chile todavía existen sectores que justifican la violencia contra las mujeres”.

Madariaga indicó, por su parte, que “el llamado es a dejar de normalizar o justificar acciones violentas como bromas, humor diferente. Y ese cambio debe estar liderado por la autoridad, con políticas públicas integrales de prevención en materia de violencia en la pareja. Estas nuevas políticas implican incluir al Ministerio de Educación, para que actualice el currículum escolar, incluyendo planes y programas efectivos que aborden temáticas como la autoestima, resolución de conflictos de manera asertiva, tolerancia y el respeto a otros”.

En este sentido, Camila Maturana, de la ONG Humanas, valoró que “la movilización feminista estudiantil de 2018 puso en el tapete la violencia hacia las mujeres, y lo más relevante es que levantó la necesidad de terminar con la educación sexista”.

El proyecto que modifica la ley de violencia intrafamiliar tendrá que hacerse cargo de que el 90 por ciento de los consultados indicó que no se sienten protegidos por Carabineros tras realizar una denuncia. De ahí que el análisis elaborado por el Injuv recomienda que “es de toda relevancia generar espacios de confianza y efectividad de los canales de sanción y denuncia, con la intención de que las personas jóvenes que sepan y entreguen información lo hagan y queden protegidas”.

Desde el Ejecutivo acotaron que actualmente el Ministerio de la Mujer, en conjunto con la PDI, realizan “charlas gratuitas de prevención de violencia en el pololeo, porque estamos convencidos de que trabajar en prevención es trabajar para que menos mujeres en el futuro sean víctimas de violencia”.

 Publicado por La Tercera 
Publicado en destacados, Noticias.