Lorena Fries, Exsubsecretaria: “Hay temor en Chile Vamos a asumir una agenda de DD.HH. en plenitud”


Dice que ese factor provoca que haya “ambigüedad” en el gobierno.


¿Cómo toma usted que el gobierno esté preparando cambios al Plan Nacional de DD.HH. que a usted le tocó elaborar durante la administración de Michelle Bachelet?

Me preocupa una cierta confusión o ambigüedad respecto del Plan Nacional de Derechos Humanos, como que de un gobierno a otro tú puedes cambiar las medidas estableciendo cuáles podrían ser las que tú implementas. Y la verdad es que el plan es de Estado y responde a las obligaciones internacionales y a las recomendaciones que han hecho los organismos de Naciones Unidas y el Instituto Nacional de DD.HH. Por lo tanto, puedes graduar o establecer qué vas a priorizar y qué vas a dejar para después. Lo que no puedes hacer es sacar medidas o decir que algunas no las vas a hacer, porque en el fondo lo que estás diciendo es que no vas a cumplir con tus obligaciones a nivel internacional.

 ¿Le preocupa lo que está haciendo el Ejecutivo?

Me preocupa que se haya dicho que tiene que ser consistente con el programa del Presidente Piñera. No es así. Tiene que ser consistente con las obligaciones internacionales que tenemos en materia de derechos humanos.

Justamente, desde el gobierno dicen que las medidas deben ser coherentes con el programa de Piñera. ¿Dónde ve usted que podría producirse un efecto negativo respecto del Plan Nacional de DD.HH.?

En general, en las medidas legislativas, que son las que dan el marco para que después se pueda implementar una política pública. Ahí preocupa, porque el programa del Presidente Piñera es bastante escueto en materia de derechos humanos.

¿Se están incumpliendo plazos de implementación de algunas medidas o aún no?

Todavía no, porque el período para cumplir con las medidas son cuatro años. Por lo tanto, van a tener que apurarse más si pierden este año en revisar todo el plan. Lo que me preocupa, en términos de que no sabemos si se está cumpliendo, es que habían dos mecanismos para hacerle seguimiento al plan: uno, al interior del propio gobierno, que se dejó una plataforma digital para que los ministerios informaran cada tres meses los avances, y me parece que a eso no se le está dando continuidad; y segundo, la creación del mecanismo de monitoreo, que es externo al gobierno y que está compuesto por organizaciones de DD.HH., que son quienes fiscalizan el cumplimiento del plan. Sobre estas dos cuestiones, me parece que es poco y nada lo que se ha hecho.

¿Qué cree que refleja esta situación: un tema político o problemas administrativos?

Creo que hay un cierto temor en Chile Vamos a asumir una agenda de DD.HH. en plenitud. Creo que eso es lo que tiene en una cierta ambigüedad a la Subsecretaría de DD.HH. en relación al plan. Y ojo que la principal función de la subsecretaría es justamente coordinar la política de derechos humanos al interior del gobierno. Y en eso creo que han sido lentos. Creo que aquí entran problemas políticos al interior de Chile Vamos y, por otro lado, algunos retrasos administrativos que puede haber… Si esto demora mucho, no van a alcanzar a cumplir el Plan de DD.HH. y vamos a tener de nuevo a los órganos supervisores de tratados en el campo internacional diciendo que no se ha cumplido.

Publicado por La Tercera

Publicado en destacados, Noticias.