Corporación Humanas expresa preocupación por casos de violencia policial contra de niñas y adolescentes.

carabineros-3-253x300

Tras los reiterados casos de violencia policial como respuesta estatal a las manifestaciones y convocatorias que realizan niñas, adolescentes y mujeres frente a denuncias de violencia de género, Corporación Humanas se reunió con el Subsecretario del Interior Mahmud Aleuy, para entregar antecedentes y manifestar su preocupación por las situaciones de tortura y extremas de violencia sexual.

La violencia policial dice relación con amenazas o agresiones verbales de connotación sexual, tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes, violencia sexual y uso excesivo de la fuerza. En este contexto, además de reprimir la protesta, el poder y la violencia buscan restablecer los roles tradicionales de género que le asignan a las mujeres un mandato de pasividad social, sostiene Carolina Carrera, Presidenta de Corporación Humanas.

Desde el 2011 se hace presente el abuso de poder y la fuerza en el contexto de las movilizaciones estudiantiles y, a la fecha, Corporación Humanas ha interpuesto querellas contra Carabineros por los delitos de apremios ilegítimos y tortura en el contexto de manifestaciones estudiantiles. Es importante señalar que durante las movilizaciones estudiantiles de 2011 un número importante de escolares realizaron denuncias formales por apremios ilegítimos y violencia sexual en el contexto de las detenciones. Sin embargo, la mayoría de ellas fueron derivadas a justicia militar, las que posteriormente fueron cerradas, situación que desincentivó las denuncias en muchas otros casos, advirtió Carolina Carrera.

Casos registrados entre 2016 y 2017 en Santiago:

  • El 11 de marzo de 2016, ante 7 femicidios ocurridos en 7 días, organizaciones de mujeres convocaron a una manifestación frente La Moneda para exigir una alerta de género ante la escalada de violencia machista. Frente a 50 mujeres manifestantes se presentaron alrededor de 50 agentes de fuerzas especiales con camiones hidrantes. El operativo concluyó con nueve mujeres y tres hombres detenidos, todas las mujeres refirieron sufrir insultos, comentarios sexualizados y algunas fueron manoseadas.
  • El día 6 de junio de 2017, estudiantes del Liceo 7 de niñas de Providencia, convocaron a una manifestación pacífica en el frontis del establecimiento educacional en el marco de la campaña “Ni me callo ni lo aguanto”, la cual buscaba denunciar y visibilizar el acoso sexual y violencia de género que denunciaban sufrir al interior del Liceo. Dicha manifestación fue apoyada por diversas organizaciones feministas, entre ellas la Coordinadora Ni Una Menos Chile quienes se hicieron parte en la manifestación y  la que posteriormente concurrió Fuerzas Especiales de Carabineros. Producto de este operativo fueron detenidas diez niñas menores de 15 años y dos adultos, un profesor del establecimiento y una vocera de la agrupación feminista mencionada, ambos mientras intentaban defender a las estudiantes de la fuerza policial desmedida quienes denunciaron insultos y comentarios sexualizados.
  • El día 11 de julio de 2017, a propósito de la lectura del fallo del caso de Nábila Rifo, la Red Chilena contra la violencia hacia las mujeres, convocó a una manifestación pacífica en el frontis del Palacio de Tribunales, con el objeto de manifestar su descontento por la eliminación del tipo penal de femicidio frustrado y la consecuente rebaja en la pena de Mauro Ortega. Las mujeres fueron brutalmente reprimidas por personal policial de fuerzas especiales, denunciado malos tratos y fuerza desmedida por parte de la institución.
  • El 28 de agosto de 2017, estudiantes convocaron a una serie de manifestaciones pacíficas durante el día, entre las que se incluían velatones y plantones en repudio  a la violencia de género, principalmente respecto del caso de Andrea Mazzo, de 15 años, quien falleció tras haber sido drogada, golpeada y violada por un desconocido que la contactó por internet. En ese contexto, agentes de fuerzas especiales actuaron con una fuerza absolutamente desmedida y desproporcionada para disuadir a los y las manifestantes en las inmediaciones de diversos establecimientos educacionales. Ese mismo día, tres estudiantes hombres del Liceo Darío Salas denunciaron tortura tras ser llevados a la 2° comisaría de Santiago. Mientras que tres estudiantes del liceo Confederación Suiza acusaron violencia desproporcionada por parte de Carabineros.
  • El 1 de septiembre del año en curso, estudiantes y agrupaciones de mujeres convocaron a una jornada de manifestaciones pacíficas en repudio a los  femicidios que se registran en Chile, y una vez más agentes de fuerzas especiales hicieron uso abusivo y desmedido de la fuerza, donde una menor de edad denunció violencia sexual durante su detención.
Publicado en destacados, Noticias.