Aborto por tres Causales: el debate llegó al nivel de cuestionar a las mujeres que sean violadas

El 2016 hubo 15.266 denuncias por delitos sexuales. Se estima que cada 33 minutos ocurre un abuso sexual en el país. Por cada niña que denuncia, 6 no lo harán. 7 de cada 10 víctimas son mujeres menores de edad, según informe de la Fiscalía Nacional 2016.

De acuerdo al anuario estadístico del Poder Judicial (2016), 1 de cada 3 mujeres sufre o ha sufrido violencia sexual en Chile. El 66% de las embarazadas por violación tiene menos de 18 años, mientras que el 12% menos de 14 años y el 7% menos de 12 años. El 84,7% de las víctimas de abuso sexual infantil son niñas y mujeres adolescentes.
Un tema que sin duda golpea fuertemente la palestra, esto porque para la próxima semana quedó programada la discusión y votación, hasta total despacho, del proyecto de ley que despenaliza el aborto voluntario en las causales de riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación, y que será revisado por la sala del Senado en segundo trámite legislativo.
Previo a la primera sesión, los senadores tendrán oportunidad de reponer indicaciones rechazadas en las discusiones previas que se dieron en las comisiones de Salud, de Constitución y de Hacienda.
Aunque, sin duda, esto da pie para el debate, tanto de quienes serán los encargados de votar, como también las mujeres y organizaciones a favor y en contra. Aunque también hay otras figuras que desean dar a conocer su perspectiva, y en algunos casos no resulta ser de lo más acertado.
Ese es el caso del cantante chileno Alberto Plaza quien envió una Carta al Director de “El Mercurio” criticando el proyecto de ley de aborto en tres causales que actualmente se encuentra en el Senado.
En la misiva, el artista nacional radicado en Miami, criticó fuertemente la tercera causal: la de violación. Sobre esta señaló que “no va en la dirección de la vida, sino de la muerte. Uno de los dos va a morir y es precisamente aquel que no puede defenderse”.
“Así como el Estado le impone a la mujer violada la prohibición de matar a su agresor, de igual forma le puede impedir quitarle la vida al ser humano que se haya gestado producto de ese hecho contrario a su voluntad”, agregó.
“La falta de precisión en este punto abrirá la puerta a que muchas mujeres que queden embarazadas sin ser forzadas, vayan a hacerse un aborto argumentando que lo fueron. Imposible demostrar lo contrario. En ese caso, la única prueba sería la palabra de la mujer, lo que parece insuficiente”, sostuvo el cantante.

52% de las mujeres quiere que el aborto sea un derecho

Frente a este debate, y a las declaraciones de Plaza, Camila Maturana, vocera de la agrupación Mesa de Acción por el Aborto en Chile, y abogada, en conversación con Cambio21 declaró que “es positivo que el proyecto se encuentre en unavance significativo, y valoramos el avance legislativo”, agregando que “sin duda es algo importante, que una legislación venga a poner al día la decisión de las mujeres”.

“Este proyecto cuenta con un respaldo amplio de la ciudadanía, y es apoyado por organizaciones mundiales. Esperamos que nuestro debate político y social signifique una mayoría parlamentara para darle una respuesta a las mujeres”, puntualizó la abogada.

Además Maturana, concluyó que “frente a la violencia sexual se han puesto trabas, pero también la desconfianza que se mantiene frente a la palabra de las mujeres”.

Por su parte, Macarena Castañeda, también vocera de la Mesa de Acción por el Aborto en Chile, recordó que según la encuesta Adimark de marzo 2017, 52% de las mujeres en Chile considera que el aborto debiera ser un derecho y en otras mediciones, más del 70% aprueba la legalización del aborto en tres causales. Sin embargo, el Parlamento no está respondiendo a la voluntad popular de sus representadas al sumar nuevas barreras para llevar a cabo el aborto en esos casos.

Asimismo, reafirmó que, más allá del acotado y restrictivo proyecto de interrupción de embarazo, lo que debe estar en el fondo de la discusión es la autonomía y el derecho a decidir de las mujeres sobre sus cuerpos.

“Consideramos que en pleno siglo XXI nuestro país debe avanzar sostenidamente a la despenalización legal y social del aborto y dejar de criminalizar a las mujeres que deciden interrumpir una gestación, más allá de las tres causales que hoy se debaten desde una visión muy restrictiva. Basta de criminalizar a las mujeres chilenas, que siguen sufriendo violaciones a sus derechos sexuales y reproductivos”, aseveró.

Según estándares internacionales, que Chile no permita la interrupción del embarazo en ninguna circunstancia es una transgresión a los derechos fundamentales de las mujeres y niñas. La carta del Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (MESECVI), de la Organización de los Estados Americanos (OEA) enviada al expresidente del Senado Ricardo Lagos Weber, recuerda que el Comité contra la Tortura (CAT) de las Naciones Unidas definió que los Estados que tienen una prohibición absoluta del aborto en cualquier circunstancia, exponen a las mujeres y niñas a ser humilladas, tratadas con crueldad o de forma inhumana, y que en algunos casos, este trato, se podría relacionar con la tortura.

Fuente: Cambio 21

Publicado en masderechos, Noticias.