No quiero tu ética ni tu moral

Carolina Hidalgo terminó con la nariz fracturada, golpes marcados en sus brazos y señas de puños y hematomas en la cara y el cuerpo, todo luego de una golpiza propinada por el diputado demócrata cristiano Ricardo Rincón. El “honorable” recibió una sentencia que lo condenaba por violencia intrafamiliar y lo obligaba a realizar un tratamiento psicológico, sin embargo, su decisión fue incumplir la sentencia ejecutoriada de un Tribunal de la República y simplemente no realizar el tratamiento.

Para la Democracia Cristiana, la existencia de una sentencia condenatoria no resultó suficiente para dar credibilidad al hecho de que Rincón es un agresor de mujeres. Así, el Tribunal Supremo del partido consideró que la gravedad de los hechos de violencia perpetrados por él,  ameritaban ser sancionados con una simple amonestación, resguardando la impunidad lo suficiente como para permitir que el señor Rincón vuelva a presentarse a la ciudadanía como un candidato a parlamentario por su partido.

Ante tal escenario de impunidad y complicidad con la violencia hacia las mujeres,  la Coordinadora Ni Una Menos Chile no guardará silencio. Las mujeres en este país ya no seguiremos guardando silencio. Las feministas levantamos la voz y denunciamos la violencia machista de los agresores que se creen con el derecho a maltratarnos, agredirnos, y golpearnos. Levantamos la voz contra los partidos políticos que los amparan y hacen defensas corporativas a favor de maltratadores aún cuando la justicia dictamina lo contrario.

Como movimiento social de mujeres y feministas independientes y auto organizadas que no dependemos de ningún gobierno, partido u organización política, defendemos la vida y la dignidad de todas las mujeres y exigimos de nuestra sociedad un reproche total a la violencia machista que en lo que va del año ya ha cobrado la vida de más de 20 mujeres.

Exigimos ser reconocidas como sujetas de derechos. No somos objetos desechables ni de recambio.

Exigimos que la Democracia Cristiana expulse a Rincón de sus filas, enviando un mensaje claro a la ciudadanía de rechazo absoluto a ser representada en el Congreso Nacional por un diputado agresor de mujeres.

Exigimos que Rincón, renuncie al Parlamento y que no se presente como candidato ni ejerza ningún otro cargo público por carecer de la ética y dignidad mínimas para ejercer cualquier función del Estado.

Y llamamos a las mujeres a organizarse e impedir que agresores de mujeres sigan teniendo derecho a decidir por nosotras.

Vivas nos queremos.

Coordinadora Ni Una Menos Chile

Publicado en destacados, Noticias.