Bochorno internacional por muñeca inflable: Feministas piden la cabeza del Ministro Céspedes

“Esperamos que el gobierno se manifieste, yo en lo personal espero que el Ministro renuncie, esto es gravísimo. En otro país ya no estaría en su cargo. Creo que esta foto va a recorrer el mundo, hasta con candidatos a la presidencia muertos de la risa. Si Guillier e Insulza no se han dado cuenta que esto es un acto de violencia, estamos como el forro”, advirtió la activista feminista, Kena Lorenzini sobre el escándalo por el regalo al Ministro Céspedes en la cena de Asexma.

cespedes

Anoche, durante la cena de Asexma, el presidente de la asociación, Roberto Fantuzzi, entregó como regalo al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, una muñeca inflable para “estimular la economía”. El secretario de Estado, junto a otras autoridades y figuras públicas, como los precandidatos presidenciales, Alejandro Guillier y José Miguel Insulza, recibieron el presente entre carcajadas. Pero el escándalo fue inmediato y desató la condena masiva de los movimientos feministas que piden a la Presidenta Michelle Bachelet que se pronuncie, y exigen la salida del aludido.

Kena Lorenzini, reconocida activista del movimiento feminista y miembro de la Corporación Humanas, en conversación con The Clinic Online calificó el regalo en un acto de empresarios con autoridades públicas como un bochorno internacional, y advirtió que las imágenes darán la vuelta al mundo. De hecho, el lamentable episodio ya se convirtió en tendencia mundial en Twitter.

Junto con condenar el hecho, Lorenzini pidió la salida del Ministro Céspedes, quien a su juicio, debió rechazar el regalo en ese mismo minuto. “Esperamos que el Gobierno se manifieste, yo en lo personal espero que el Ministro renuncie, esto es gravísimo. En otro país ya no estaría en su cargo. Creo que esta foto va a recorrer el mundo, hasta con candidatos a la presidencia muertos de la risa. Si Guillier e Insulza no se han dado cuenta que esto es un acto de violencia, estamos como el forro”, advirtió.

La fotógrafa comentó que el movimiento de mujeres está muy impactado: “Hemos trabajo durísimo para frenar la violencia contra la mujeres, incluida la simbólica, que aún no se entienda es una lata. Me da mucha tristeza” y agregó que la elite todavía no incorpora el mensaje. “No hemos logrado que la élite y las autoridades, tengan esto en su disco duro. Nos damos cuentas que la élite no nos escucha, sencillamente no les importa. Nos acusan de agotadoras, de feminazis y todas esa cosas, pero aún no se toma conciencia que estas cosas no se hacen. Tienen internalizado el machismo”, explicó molesta Lorenzini.

También criticó la reacción de los hombres presentes. “Los empresarios y los candidatos, como si fueron un grupo de escolares de los años 80, creen que es graciosos el chiste. ¿Estimular la economía como a la mujer, representada como una muñeca, un objeto, una cosa? Es desvergonzado y vulgar de forma y fondo. Darme cuenta que estas cosas siguen pasando, es tremendo” y sostuvo que la Presidenta debe referirse al hecho. “Espero que la Presidenta, -soy bacheletista a morir-, pero como ha salido a condenar varias cosas, hoy diga haga algo. El Ministro en ese minuto debió rechazar el regalo, eso era la digno y correcto, lo humanamente correcto”, sostuvo.

Desde el Observatorio de Género, la periodista Mónica Maureira, también repudió la escena y aseguró que espera la salida de Céspedes de su cargo.

“Este regalo en un acto público, donde habían autoridades públicas involucradas, es un error de máxima gravedad. Desde el quehacer comunicacional, dado que estamos en un contexto de sensibilidad política con respecto a la violencia machista hacia las mujeres, es gravísimo. No quieren entender en el momento político que estamos, no solo en Chile, sino como fenómeno global”, aseguró Maureira.

“La disculpa del Ministro diciendo que se vio sorprendido por el regalo francamente es una lastimosa escusa, sigue redundado en la gravedad del error. En lo personal, espero que renuncie a su cargo. El asesinato y los femicidios son la expresión máxima de la violencia, pero no se puede descuidar este tipo violencia simbólica que atenta contra las mujeres. Por eso no se le puede quitar relevancia”, explicó.

Además, la periodista recalcó que se trata de una “mujer” como objeto y con la boca tapada. “Sinceramente esa imagen de todo los hombres con esa mujer de plástico, simbólicamente es sumamente fuerte. Tenemos un machismo internalizado, incluso en la clase política, que tomas las decisiones. Esto es una apología a la violencia y a la discriminación de un acto público”, cerró.

Fuente: The Clinic

Publicado en destacados, Noticias.
La ruta