Captura-de-pantalla-2018-05-24-a-las-17.11.28

#PoliticamenteHumanas Voceras de movimiento feminista UC: “La presencia del ministro Varela valida el machismo que tiene esta administración”

Vocera de movimiento feminista UC: “La presencia del ministro Varela valida el machismo que tiene esta administración”

Ilia Gallo y Daniela Pinto, voceras del movimiento feminista de la Pontificia Universidad Católica, son las nuevas invitadas de “Políticamente Humanas”, y en conversación con Kena Lorenzini, se refirieron a los anuncios del presidente Sebastián Piñera con respecto a su Agenda Mujer.

En esta ocasión, Kena Lorenzini conversó con Ilia Gallo y Daniela Pinto, voceras del movimiento feminista de dicha casa de estudios, quienes se refirieron a los anuncios del presidente Sebastián Piñera con respecto a su Agenda Mujer, y que contempla poner suma urgencia a proyectos como la ley de violencia en el pololeo, la de una vida libre de violencia, y una reforma al sistema de salud privada que elevará la tarifa a hombres para equiparar los precios.

Ilia Gallo señaló que, si bien valoran algunos de los anuncios, estos “llegan con un retraso de 60 años”, además recalcaron la larga data de las problemáticas denuncias, y afirmaron que “es una lástima que haya sido ahora, que es conveniente políticamente, que haya tomado cartas en el asunto”.

También criticaron la ausencia de menciones a una de las principales demandas de las tomas y paros en las distintas universidades a lo largo del país: “No vemos que en esta agenda de mujer se hable de educación no sexista, que es algo que nosotras estamos exigiendo”, señaló Daniela Pinto.

La estudiante además recalcó el hecho de que las medidas anunciadas “ya se venían trabajando” desde la administración de Bachelet y que en ellas “no hay cambios estructurales, repitiendo una lógica paternalista en la que tenemos que proteger a las mujeres, viéndolas desde un escalón más arriba”.

Finalmente, la estudiante criticó que el titular del ministerio de Educación aún siga en su cargo, dado su historial de criticados dichos como que sus hijos usan tres condones “porque son unos campeones” y que las denuncias del movimiento feminista son “pequeñas humillaciones” y aseguró que “la presencia del ministro Varela valida el machismo que tiene esta administración”.

Mira el video acá:

 

Asamblea-ICEI-2-678x381

Con tomas y paros feministas las mujeres están haciendo historia


El fin del sexismo en la educación es la consigna que enmarca la mayoría de las demandas que las alumnas han levantado en las más de 14 movilizaciones en universidades de Chile. Es por eso que los argumentos de la segunda marcha del movimiento estudiantil, convocada para el 16 de abril, exige la reestructuración del sistema educativo, el que abarca desde los planes de estudios hasta la formación docente.

Para las organizaciones feministas las universitarias “están haciendo historia”, pues es la primera vez que las movilizaciones estudiantiles tienen demandas de carácter feminista alzadas por las estudiantes.

Así lo afirmó la vocera de Coordinadora Ni una menos Chile, Elena Dettoni, quien agregó que desde su agrupación están comprometidas y apoyan el movimiento feminista universitario.

Las tomas y paralizaciones de las estudiantes responden a la poca capacidad que han tenido las universidades para adecuarse a las nuevas demandas sociales, en este caso, la erradicación de la violencia de género de todos los espacios.

La abogada de la Red Chilena contra la violencia hacia las mujeres, Lorena Astudillo, afirmó que el problema está en que las casas de estudios no se han cuestionado su rol como agentes reproductores de machismo.

Asimismo, las alumnas consideran que las universidades no son lugares seguros para su desenvolvimiento, es por eso que la creación o modificación de protocolos es una de las demandas más urgentes.

En relación a estos instrumentos institucionales -que señalan la forma de actuar frente a casos de abuso y acoso sexual-, la abogada de Corporación Humanas, María José Castillo, afirmó que son necesarios para darles protección a las estudiantes en las casas de estudios.

Dentro de la misma linea, para la abogada Lorena Astudillo los protocolos, junto con la educación y la concientización, sirven para erradicar las practicas de abuso que han vivido las mujeres a lo largo de la historia en  las universidades.

Finalmente, este movimiento de carácter feminista, que partió en la Universidad Austral de Valdivia, lleva más de 11 espacios universitarios en toma y varias carreras en paro a nivel nacional. El llamado movimiento estudiantil es a aunar fuerzas para las próximas manifestaciones.

El primer encuentro será este viernes a las 18:30 en Plaza Italia “Contra la cultura de la violación”  y luego será la Confech quien el 16 de mayo llevará como consignas las demandas feministas a las calles.

 

bullying-679274_960_720-678x381

Aumentan denuncias por acoso sexual laboral

La Dirección del Trabajo detectó un aumento en las denuncias por acoso sexual por parte de trabajadores chilenos en un 33%, respecto al 2017.

Las denuncias por acoso sexual laboral presentadas ante la Dirección del Trabajo han aumentado según el informe entregado por el organismo. Las cifras indican que entre enero-abril del 2017 se registraron 101 acusaciones, mientras que durante los mismos meses del presente año se registraron 135 reportes.

Estos números no pasan desapercibidos, ante la agitación y movimientos en contra del abuso y acoso sexual que han sacudido al país en los últimos meses,  además de las desigualdades salariales de género, que han sido motivo de manifestaciones.

Ante las cifras dadas por la Dirección del Trabajo en esta materia, la vicepresidenta de la Mujer de la Central Unitaria de Trabajadores, Julia Requena, cree que a pesar del aumento en las denuncias, faltan soluciones para reparar el problema.

En tanto, la abogada de Corporación Humanas, Mailen Parodi, cree que el aumento de las denuncias se debe a una concientización de lo que es acoso sexual, mencionando como evidencia, las tomas femeninas que están ocurriendo en las universidades del país por acosos sexuales.

Respecto al aumento en la materia el Subsecretario de Trabajo, Fernando Arab, mencionó que el aumento era menor, pero aumento al fin y al cabo, y que esto se debe a que hoy los trabajadores se atreven mucho más a denunciar.

Captura-de-pantalla-2018-05-11-a-las-2.08.03-p.m.

#PoliticamenteHumanas Vocera de toma de Derecho U. de Chile: “Las feministas hoy luchan por la vida y por eso la movilización es tan importante”

VIDEO| Vocera de toma de Derecho U. de Chile: “Las feministas hoy luchan por la vida y por eso la movilización es tan importante”

El programa “Políticamente Humanas” de Kena Lorenzini abordó las tomas feministas que se han levantado en distintas universidades durante la última semana, y por eso, tuvo como invitadas a la académica Carmen Andrade y a Danae Borax, vocera de la toma feminista.  

La académica Carmen Andrade, encargada Oficina de Igualdad de Oportunidades de Género de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile, y Danae Borax, vocera de la toma feminista de la misma sede de dicha casa de estudios, fueron las invitadas del nuevo capítulo de “Políticamente Humanas”.

En conversación con Kena Lorenzini, las invitadas se refirieron a las movilizaciones que se han levantado en distintas universidades del país durante la última semana, y Andrade señaló que desde su visión, “claramente hay un cuestionamiento al sistema de relaciones sociales en que vivimos”.

“Si bien salen a la luz situaciones más inmediatas como de acoso y abuso, es el neoliberalismo el sistema en donde se exacerban (las desigualdades de género), es donde se crean estas desigualdades de poder, de recursos, de acceso al desarrollo, se consolida un sistema desigualdad entre mujeres y hombres, entre ricos y pobres, entre los dueños del capital y los que trabajan, es un sistema que se basa en la desigualdad, se estructura desde ahí”, ahondó.

Por otra parte, Borax concordó con lo anterior, aseguró que “las feministas hoy luchan por la vida y por eso creo que la movilización es tan importante”, señaló que –pese a las críticas que las tildan de “elitistas”– los temas que se abordan son conocidos por todas. “Cualquier mujer que nos escuche sabe que eso que llamamos acoso existe”, dijo.

Además, se refirió a la denuncia contra el ex ministro del Tribunal Constitucional, Carlos Carmona, y aseguró que han evitado centrar la discusión en ella, debido a que si bien están pidiendo su destitución debido a que “nos hace sentir insegura trabajar, estudiar o compartir” con él. “Nuestra movilización no se centra en aquello, con la destitución de Carmona no estaríamos dispuestas a bajarla porque si sale Carmona puede venir otro, nosotras estamos buscando cambios estructurales”, agregó.

Mira el programa acá:

ministeriosacosoWEB

Las situaciones que los protocolos ministeriales consideran acoso sexual


Los documentos presentan matices, desde su extensión hasta la tipificación de la falta. Ministra de la Mujer, Isable Plá, envió oficio con el que espera se establezca “la necesidad de formular algunas actualizaciones”.


“Tenemos un compañero de trabajo que insistentemente nos invita a almorzar, intentando generar una cercanía con nosotras que nos incomoda. No obstante de que varias veces le hemos comentado que no nos gusta esta situación, él sigue con esa actitud, por lo que decidimos presentar una denuncia”. Este es uno de los casos que el protocolo interno del Ministerio del Trabajo considera como acoso sexual.

Desde 2015, el Servicio Civil estableció a través de un instructivo presidencial que todos los ministerios deben tener un documento que establezca qué procedimiento seguir en caso de acoso sexual al interior de la entidad. Y el pasado jueves, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Isabel Plá, envió un oficio solicitando que se verifique cuántas carteras cumplen la norma y cuándo fue la última vez que actualizaron dichos documentos. “El objetivo es que el instructivo de 2015 no solo sea de conocimiento de todas las reparticiones públicas, sino que se estableciera la necesidad de formular algunas actualizaciones”, explicó Plá.

De acuerdo información entregada por la Secretaría General de Gobierno (Segegob) a La Tercera , 22 de las 23 carteras cuentan con protocolos de acción en caso de acoso sexual. La única excepción es, justamente, el Ministerio de la Mujer, que tiene un documento en proceso de elaboración, pues en la anterior administración se creó un texto que no fue aprobado por los funcionarios.

Alejandro Weber, director del Servicio Civil, explicó que de acuerdo a una norma publicada en 2017, “los servicios públicos tienen que llevar a cabo planes de prevención y seguimiento de estas temáticas y reportarlo anualmente al servicio. A su vez, nosotros debemos informar cada seis meses a la Contraloría sobre el cumplimiento o no de esta norma”.

Este medio tuvo acceso a ocho de estos documentos, que fueron proporcionados por los mismos ministerios. Dada su regulación sectorial, se pueden evidenciar diferencias que van desde la extensión hasta las especificaciones de qué es el acoso sexual.

Por ejemplo, las situaciones no se reducen solo a invitaciones o contacto físico. En el protocolo del Ministerio de Bienes Nacionales, que tiene 10 páginas, se detalla que el acoso sexual puede ocurrir entre personas de diferente o del mismo género y considera el “comportamiento no verbal de naturaleza sexual”, que contempla desde la exhibición de fotografías obscenas o pornográficas hasta “miradas lascivas, silbidos y gestos”.

El hostigamiento por escrito tampoco queda exento de la norma. En el Ministerio del Deporte se consideran también como acoso “cartas, correos electrónicos, misivas con características sexuales”, y quienes reciben las denuncias son los respectivos jefes de recursos humanos o directivos de la Asociación de Funcionarios de la Subsecretaría del Deporte o integrantes del Comité de Ética de la entidad.

No es acoso sexual

De los documentos a los que tuvo acceso La Tercera, el de la Secretaría General de Gobierno es el único que detalla qué conductas no caben dentro de la figura sancionada. El texto señala lo siguiente: “Sin perjuicio de poder ser consideradas como inapropiadas, ilícitas o constitutivas de otras formas de acoso, no se considerarán como conductas o manifestaciones de acoso sexual las siguientes: piropos o comentarios generales sobre apariencia física. Bromas o comentarios sexistas. Chistes con contenido o lectura sexual, con tal de que no se personalicen. Comentarios de tipo sexual dirigidos con la intención de provocar turbación, enojo o malestar, y no con la intención de obtener una gratificación sexual”.

En el Ministerio de Vivienda y Urbanismo rige un documento de 59 páginas que, al igual que el resto, establece principios como confidencialidad, responsabilidad y rapidez para detectar situaciones. Sobre este último punto, se especifica que “la naturaleza de este procedimiento obliga a que se trabaje con la mayor diligencia, evitando la burocratización de los procesos, en consideración a que la lentitud en el accionar disminuye la apreciación del grado de culpabilidad, menoscabando muchas veces los fines correctivos y reparativos que se persiguen”.

En la cartera de Economía el reglamento expone una serie de actividades para prevenir el maltrato laboral y el acoso laboral o sexual. Entre estas destaca un taller de inducción en el cual se entrega a los funcionarios el protocolo impreso. Además, se establece que anualmente se realicen capacitaciones en base a esta temática.

El documento del Ministerio de Minería señala que cuando la prevención no se concreta y una persona se ve afectada, se inicia una etapa nueva: la denuncia. Se plantea que, primero, debe haber una acusación por escrito y cumplir con requisitos como “la narración de los hechos. Individualización de quienes los hubieren cometido y presenciado o que tuvieran noticia de ello. Acompañar o mencionar los antecedentes y documentos que sirvan de fundamento cuando ello sea posible”.

La mayoría de las reparticiones ha establecido un sistema de denuncias por escrito a través de una carta, o también presentan la opción de hacerlo a través de un formulario online, de manera personal o anónima.

Si el acoso es infligido durante un largo tiempo y ha generado daños físicos o sicológicos en la salud de la víctima, el documento del Ministerio de Educación sugiere tomar contacto con el Instituto de Previsión Social o aseguradora correspondiente para una “evaluación de daños”, para detectar una posible enfermedad que pudo haber sido causada o no en el lugar de trabajo.

No obstante estos protocolos, hay organizaciones que plantean que esto no es suficiente. Carlos Insunza, presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales, señaló que si bien los servicios tienen una reglamentación “falta una etapa por cumpli r, que es la de evaluar los resultados. Así, se puede ver si requieren acciones legislativas que fortalezcan sus marcos de acción y sanción”.

Para Mailen Parodi, abogada de la Corporación Humanas, lo ideal sería que existiera un documento único. “La regulación sectorial es insuficiente porque es diversa y difícil de controlar. Además, no siempre está inspirada en un enfoque de derechos humanos o de género, que es lo que queremos, considerando que la mayoría de las víctimas son mujeres”, cerró.

Publicado por La Tercera

mailen

Corporación Humanas explicó la importancia de unificar los protocolos de acoso sexual en los servicios públicos

“Debería haber una regulación general base para todos los servicios públicos”, declaró la abogada Mailén Parodi.
La ministra de la Mujer, Isable Plá, ordenó actualizar y unificar los protocolos de acción en caso de acoso sexual, que se encuentren vigentes en las secretarías de Estado.

CNN Chile conversó con Mailén Parodi, abogada de la Corporación Humanas, para referirse a la importancia de esta regulación en los trabajadores de servicios públicos.

La abogada afirmó que es una iniciativa positiva pero “hay que tener en cuenta que la resolución que dicte el ministerio de la Mujer no modifica los proocolos de otros servicios o ministerios”.

Además, señaló que “esperamos que tenga estándares de derechos humanos, que tenga una perspectiva de género y que impulse a los otros servicios públicos a la modificación de sus protocolos”.

“Debería haber una regulación general base para todos los servicios públicos”, declaró Mailén Parodi tras explicar que los organismos tienen reglamentaciones independientes.

Parodi dijo que las principales conductas que debiese tener esta regulación podría ser como lo declara el Código del Trabajo.“Una acción, conducta o manifestación con un contenido de naturaleza sexual y que sea rechazado por la persona que lo recibe”, propuso la abogada.

Más detalles en video adjunto.

Vía CNN Chile

Captura de pantalla 2018-05-07 17.21.25

Corporación Humanas por abortos: “El sistema tiene que hacerse cargo”

 Desde que entró en vigencia la ley que despenaliza el aborto en tres causales casi la mitad de las mujeres que han sido violadas y han optado por terminar con su embarazo por esa causal son menores de edad.

Así lo informó el Ministerio de Salud, que registra 193 interrupciones del embarazo desde septiembre pasado, cuando entró en vigencia la ley.

Según estos datos, de las 37 mujeres que quedaron embarazadas tras una violación y que abortaron por la tercera causal, 15 tienen menos de 18 años, mientras que cuatro de ellas ni siquiera habían cumplido los 14, publicó La Tercera.

Del resto de los procedimientos, 99 corresponden a la primera causal, riesgo de vida de la madre, y 57 a la segunda, por la inviabilidad fetal.

Los datos del Minsal muestran que además hubo 27 mujeres que, pese a presentar alguna de las tres condiciones para interrumpir sus embarazos, decidieron continuar con ellos: ocho en la primera causal, 17 en la segunda y dos en la tercera.

Según establece la ley, para los casos de violación, la norma técnica de atención del Minsal especifica que los equipos médicos, junto con constatar la edad gestacional y la concurrencia de los hechos, deben entregar durante todo el proceso un trato digno y respetuoso, enfatizando que la mujer no puede ser juzgada, revictimizada ni estigmatizada.

La misma norma establece que, si la mujer lo acepta, tendrá opción de un programa de acompañamiento que incluye apoyo psicosocial y psiquiátrico, cuando se estime conveniente. Además, se le debe ofrecer protección y representación judicial, apoyo social y (económico), entre otros.

Corporación Humanas: “da cuenta de la realidad del país”

En entrevista con El Diario de Cooperativa, Carolina Carrera, presidenta de la Corporación Humanas, aseguró que la cifra refleja “la realidad del país”.

“Que de estos 37, a lo menos 15 son menores de 18 años. Y eso me parece que tiene que ver con lo que estamos viendo permanentemente con los abusos a nuestras niñas y adolescentes”, aseguró.

Respecto a las 27 mujeres a las que se les dio la posibilidad, pero decidieron continuar con sus embarazos, Carrera asegura que a pesar de los cuestionamientos de la oposición durante el debate de la legislación, se cumplió lo que se dijo: que esta ley “no obligaba a ninguna mujer” y que “era decisión de ellas”. 

Ver imagen en Twitter
Con esto se “derrumba el mito de que aquí lo que se quería era que todas las mujeres abortaran: no, falso. Era dar la posibilidad y lo que le compete al Estado”.

Eso sí, hizo un llamado a que el “sistema aplique rápidamente los procedimientos de traslado o de conseguir un médico que lo pueda practicar”, porque la ley tiene “tiempos muy acotados”. 

Publicado por Cooperativa

Captura de pantalla 2018-05-07 14.57.29

Joven denuncia que le negaron aborto por segunda causal en Quilpué

La joven exige una explicación, ya que tuvo que soportar fuertes dolores hasta el momento de la muerte del feto. Segúnexplica, ella debía practicarse este aborto por inviabilidad fetal, luego de que tras una ecografía le dijeran que su bebé no podría sobrevivir por falta de líquido amniótico.

Según afirma, una doctora se negó a administrarle la última dosis del medicamento necesario, alargando su agonía y vulnerando sus derechos como mujer.

Tras los cambios en la Ley de Aborto en tres causales, se deberán revisar protocolos de objeción de conciencia, ya que se ha hecho recurrente que no sean respetados.

Por parte del hospital desmintieron estas acusaciones, asegurando que Fernanda fue atendida y que le hicieron los procedimientos en el tiempo adecuado, apuntando a que la problemática podría apuntar a una falta de comunicación con la paciente.

Fernanda Sandoval no descarta acciones legales contra el centro hospitalario en cuestión.

rayenaraya

Hostigamiento y discriminación por estar embarazadas: Más denuncias contra Radio Bío Bío

Hostigamiento y discriminación por estar embarazadas: Más denuncias contra Radio Bío Bío

La mediática denuncia de la periodista Rayen Araya contra la estación radial de los hermanos Mosciatti prepara su primera audiencia de juicio. Su caso no es único al interior de la radio y otras ahora ex trabajadoras denuncian lo mismo. Del sindicato de Bío Bío, en tanto, llaman a no callar ante estas situaciones.

En la primera consulta de conciliación, Araya y su abogado propusieron un nuevo acuerdo a la emisora controlada por la familia Mosciatti, que significaba ponerle fin al controvertido juicio en ese mismo momento y sin que tuvieran que pagar ni un solo peso: Que Bío Bío se comprometiera a crear protocolos contra la discriminación de género y se otorguen espacios publicitarios a alguna ONG dedicada a promover los derechos de la mujer.

– Mi intención es que se tome conciencia y se establezca un protocolo de abusos sexuales, de acosos laborales y sexuales, que ya existe en muchas empresas, incluso en Chile. Es un estándar exigible, pero del que los medios de comunicación se han quedado al margen – cuenta Araya.

Pero los abogados de Bío Bío rechazaron la oferta. Tenían una única respuesta posible. Pagarían $4,5 millones para cerrar ahí mismo el juicio. El juez Ramón Barría, considerando el daño moral, fijó el monto de la conciliación en $25 millones, lo que también fue rechazado por “La Radio”.

El próximo 5 de junio comienza la primera audiencia del juicio laboral que enfrenta a Rayén Araya contra Bío Bío. La demanda habla directamente de “discriminación en razón de género y debido a mi condición de madre” y de un clima laboral donde “entre las mujeres estaba instalada la sensación de inseguridad frente al puesto de trabajo”.

Su caso no es el único.

Todo es un favor

Nacida en 1966, Radio Bío Bío es una de las emisoras más grandes y más prestigiosas del país, a raíz de una cobertura amplia de noticias en todo el país y un carácter independiente -como recalca su eslogan- poco común en la oferta mediática chilena.

Paulina Pino llegó a la estación en marzo de 2016, como reemplazo de un pre y post natal en la producción del programa Expreso Bío Bío, conducido en ese entonces por Rayen Araya y Álvaro Escobar, que se emite los días de semana entre 9:30 y las 13 horas.

A los pocos meses de entrar, Paulina se enteró que estaba embarazada. “Fue un balde de agua fría”, reconoce. Nunca estuvo en sus planes y la preocupación inmediata fue cómo explicar a sus nuevos empleadores el embarazo, teniendo en cuenta que ella había llegado como reemplazo de otra trabajadora en la misma situación.

“Fui a hablar con Tomás (Mosciatti, director de la radio) con susto. Pero él me dijo que no me preocupara, porque ahora quedaría contratada como cualquier trabajadora y que yo y mi guagua quedábamos protegidas”, asegura.

La demanda presentada por Rayén Araya habla de la situación de Paulina Pino en Bío Bío. El texto dice que el embarazo de la recién llegada productora “fue considerado como un gran problema al interior del equipo, declarado verbalmente tanto por el señor Tomás Mosciatti como el señor Navarrete”.

Juan Navarrete es el principal protagonista de las denuncias de acoso laboral contra mujeres embarazadas en Bío Bío. Dentro de la radio, según se consultó a ex y actuales empleados, nadie sabe muy bien cuál es su trabajo. No tiene oficina y “simplemente está ahí”. Se le ve en reuniones de pauta, como el punto medio entre trabajadores y trabajadoras y el empleador y hasta como conductor del auto de la radio para transportar gente.

“En la práctica hacía las veces de encargado de recursos humanos de los periodistas y rostros de la radio, y en tal condición asume la tarea de intermediario entre la dirección del medio a cargo de Tomás Mosciatti”, dice Araya, ex conductora de Radiograma y el Expreso, en su demanda.

Paulina Pino se enteró, más de seis meses después de dejar Bío Bío, que su evaluación como productora del Expreso Bío Bío dejó de ser positiva “al momento en que avisé de mi embarazo”. Ella, en ese entonces, no lo sabía, y recién se vino a enterar cuando Rayen Araya la llamó para saber de ella. Ambas se dieron cuenta de que habían sufrido situaciones parecidas dentro de la estación. Rayen le pidió disculpas, por no haberla ayudado en ese momento.

Paulina recalca que nunca tuvo problemas con sus jefes directos: ni su editora, ni los conductores del programa ni con Tomás Mosciatti. Los problemas fueron siempre con Juan Navarrete y eran relativos a su embarazo y su rol de madre, como salir del trabajo para controles médicos o por una emergencia con su otro hijo. “‘Así cualquiera’”, comentarios de ese tipo. “En ese momento no lo sentí como presión, le echaba más la culpa a que yo andaba revolucionada hormonalmente y siempre he sido buena para tratar de no culpar al resto”, continúa.

La periodista adelantó su pre natal “porque no aguantaba más” dentro de Bío Bío. “Te miraban feo, no te pescaban, era insólito porque hasta ir al control de embarazo fue un problema”, asegura.

Pero el episodio de hostigamiento, cuenta, vino un par de semanas antes de terminar el post natal. Juan Navarrete la llamó y fue la conversación más larga que tuvo con él. Como representante de la dirección, le recordó que la productora que ella había reemplazado ya estaba de vuelta en su trabajo y “que no tenía lugar” en la radio.

“Me dijo que tenía que acordarme que lo que se había hecho conmigo había sido un favor y que cuando se acabara el fuero yo me tenía que ir porque no tenían dónde ponerme”, afirma.

Navarrete le ofreció un puesto en la producción del programa de Ángeles Araya, desde las 21 horas hasta la medianoche. Un cargo que, según le habría dejado en claro, hasta entonces no existía, pues la conductora levantaba el programa por su cuenta. Llegar a su casa pasadas las 1 de la mañana, para Paulina, con una hija recién nacida y otro hijo en el jardín, era imposible.

“Me querían dejar en ese cargo para que me quedara callada y no reclamara que me estuvieran echando con fuero maternal”, dice Pino. Y sigue: “En el fondo fue una presión, él me recordó que mi tiempo en la radio era con los días contados, pero más que un ‘ándate luego’, fue un ‘acuérdate que te vamos a echar apenas se acabe esto’”.

Entonces, sin ninguna otra conversación con Navarrete o con alguno de los hermanos Mosciatti, Paulina renuncia en junio de 2017. “Preferí cortarlo en ese momento y ahora veo que fui ignorante, que podría haber hecho algo más. Por eso mismo lo asumo, porque a esta altura poco y nada puedo reclamar, porque yo firmé, por voluntad propia, mi renuncia”, dice.

En la ocasión, Paulina aprovechó de consultarle cómo era el beneficio de sala cuna en la radio, a lo que Navarrete le respondió que “se las arreglara con su marido”. Esto contrasta con pruebas presentadas por Bío Bío en el juicio contra Rayen Araya, pues en la carpeta judicial hay una serie de documentos que acreditan que a varias mujeres embarazadas -incluida a la productora que reemplazó Paulina- se les otorga un bono de 200 mil pesos para la sala cuna.

“Un dolor de cabeza para Tomás”

Un mes después de conocerse la demanda civil de Rayen Araya contra Radio Bío Bío, otra trabajadora de la emisora presentó una denuncia bastante similar, pero ante la Dirección del Trabajo.

Consultada por este medio, prefirió mantener su nombre bajo reserva. El documento relata una serie de encontrones que tuvo con Juan Navarrete a propósito y después de su embarazo. “Me decía que no quería que me embarazara, me amenazaba diciendo que si eso ocurría sería un dolor de cabeza para Tomás”, dice la denuncia.

Al regreso de su post natal, fue cambiada de horario y de funciones en “La Radio”. “Nunca reclamé porque no sabía que podía hacerlo, además se me marginó de actividades laborales tales como trasmisiones especiales de las primarias, primera vuelta electoral y otras, así como extra laborales tales como celebraciones del aniversario de la radio, campañas de promoción, etc.”, continúa.

Rayen Araya también acusó exclusión de actividades de la emisora posterior a su embarazo. Ambas acusan sentirse discriminadas por haberse embarazado.

La denuncia presentada ante la Dirección del Trabajo fue desestimada al poco tiempo, tal como la que realizó Rayen Araya en noviembre de 2017, un año antes de ser despedida.

Consultado por este medio, Juan Navarrete prefirió esperar al término del juicio de Rayen Araya, donde declarará como testigo, para comentar los hechos mencionados en esta nota. Aclaró también que su rol en la radio es de “asesor desde hace muchos años de la familia Mosciatti, con contrato a honorarios”.

Tomás Mosciatti, director del Bío Bío, no respondió las preguntas de este medio.

¿La ley discrimina el embarazo?

Para María José Castillo, abogada de la Corporación Humanas, “la legislación chilena es insuficiente para la protección de las mujeres” y, específicamente, el ámbito laboral es reflejo “de que vivimos en un país extremadamente machista”. La reforma de 2011 que extendió el post natal a seis meses, explica la abogada, genera “discriminación y acoso por la materindad”, en tanto “las mujeres son las encargadas exclusivas de la educación de hijos e hijas”.

“Si bien hay fuero maternal que te protege que no seas despedida o desvinculada, ese fuero no asegura que no haya discriminación o persecución por el hecho de estar embarazada”, agrega.

La Inspección del Trabajo, según la jurista, no posee las herramientas necesarias para detectar este y otro problemas que afectan a las mujeres en las empresas. Un ejemplo es, dice, su incapacidad de detectar y prevenir casos de acoso sexual, pese a que está reconocido como dentro de las funciones de fiscalización del organismo.

Según Rocío Alorda, secretaria general del Colegio de Periodistas, las situaciones en Bío Bío no son una novedad y responde a las “condiciones precarizadas de muchos medios de comunicación” y que en muchos casos, “las profesionales prefieren no hacer una denuncia para mantener su puesto laboral”.

Incipientemente, la comisión de Género del Colegio de Periodistas, a la que pertenece Alorda, está recibiendo testimonios de denuncia que poco a poco están saliendo a flote. Ya están acompañando un par de casos y llaman a instalar un debate al interior de los medios sobre las mujeres periodistas y las condiciones laborales en que están. “Esto va a seguir visibilizándose y esperamos que sea con denuncias formales”, afirma la dirigenta.

Desde el sindicato de Trabajadores de Bío Bío repudian prácticas de acoso y hostigamientos y llaman a “denunciarla al sindicato, las jefaturas y, si es necesario, a instancias superiores como la Inspección del Trabajo. Todos y todas quienes vean o sepan de algo así lo tienen que denunciar”.

Asimismo, aseguran estar recopilando la información de los casos conocidos para eventualmente tomar medidas y comparten la necesidad de un protocolo para tratar casos de acoso laboral o sexual.

Publicado por El Desconcierto

La ruta