1930095-1_0

Llamado a concurso para 3 cargos Plataforma de incidencia y acción para el avance de los derechos de las mujeres en Chile

HUMANAS logo

La plataforma de incidencia y acción para el avance de los derechos de las mujeres en Chile es una iniciativa impulsada por Corporación Humanas y Comunidad Mujer con apoyo de la Unión Europea, a través de un convenio de subvención y asistencia técnica. El proyecto propone articular a diversas organizaciones de mujeres de la sociedad civil, en torno a acciones que promuevan una mayor igualdad de género, teniendo como un propósito relevante el incidir en la agenda pública impulsando propuestas de política pública, legislativa y acciones territoriales que logren priorizar y promover avances sustantivos en torno los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la Agenda 2030.

La iniciativa se enfocará en torno a 3 ejes estratégicos: 1) Prevención y erradicación de la violencia hacia mujeres y niñas; 2) Autonomía económica y 3) Participación y representación política.

En este contexto se requiere la contratación de tres personas, que se integren al equipo de trabajo del proyecto y contribuyan directamente al cumplimiento de los objetivos propuestos. Los cargos son los siguientes: 1) Coordinación; 2) Periodista y; 3) Administración y contabilidad.

Invitamos a quienes cumplan con todos los requisitos establecidos a postular, a través del envío de CV, pretensiones de renta y una carta motivacional al correo electrónico proyectos@comunidadmujer.cl El plazo para la recepción de las postulaciones es hasta el 14 de abril de 2019.

Más información sobre la convocatoria en el siguiente enlace

pnarvaez

En programa #PoliticamenteHumanas Paula Narváez y la negativa de Campos a Punta Peuco: “Éramos ministros hasta el 11 de marzo a las 12 del día”

De los feminismos dentro de La Moneda, cómo se trató a Bachelet por el hecho de ser mujer y del fallido cierre de Punta Peuco. La ex vocera de gobierno fue la primera invitada en #PolíticamenteHumanas y esto fue lo que dijo.

La ex vocera relató momentos emotivos que vivió en el gobierno junto a Michelle Bachelet, a quien definió como una “líder lo menos mandona que hay”. Además, dijo que en el gabinete convivían “muchos feminismos” y que el tratamiento público al gobierno hubiese sido distinto si “era presidente y no presidenta”. “Espero que la historia sea justa en darle el sitial político que merece”, agregó.

Sobre el polémico cierre de Punta Peuco y las versiones de que el ministro de Justicia Jaime Campos se habría negado dos veces al traslado de los genocidas de la dictadura, Narváez manifestó su expreso apoyo a las decisiones de Bachelet, dando fe de su convicción personal con el cierre del penal.

Su presidencia duraba hasta el 11 de marzo a las 12 del día. En el minuto que se saca la banda, nosotros dejamos de ser ministros. Eso es todo lo que puedo decir”, dijo Narváez, en referencia a la versión de Campos de que hasta el viernes a las 5 de la tarde no había nada en su escritorio. Según trascendió, el ministro de Interior el sábado y la propia Bachelet el domingo le pidieron que firmara el decreto, cuestión a la que el radical se negó.

Mira la entrevista completa acá:

Por El Desconcierto 

 

murillo_204844

José Andrés Murillo: “La obligación a parir es una violencia tremenda, que es consecuencia de la violencia sexual”

Por Catalina Ellies

murillo_204844

José Andrés Murillo (41) fue uno de los denunciantes del caso Karadima, -junto a Juan Carlos Cruz y James Hamilton- que en 2010 hicieron estallar en la esfera pública una de las historias más horrendas de abuso sexual al interior de la Iglesia Católica en Chile. Murillo es filósofo y ha volcado sus esfuerzos en trabajar desde cerca este tema. Ese mismo año creó la Fundación Para la Confianza, donde atiende a personas sobrevivientes de abuso sexual. Ha escrito dos libros en torno a esto: Confianza lúcida (2012), donde describe, desde la filosofía, su manera de enfrentar el abuso y la ruptura de la confianza y Azul (2016), un libro infantil sobre la empatía y las dificultades que sufre y experimenta una niña o niño producto de esto.

En 2003, presentó una de las primeras acusaciones por abuso sexual contra el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima, pero en esa época el Cardenal Francisco Javier Errázuriz no sólo no le creyó, si no que ocultó esa información. “Errázuriz no creyó porque no le convenía, porque había mucha gente que hablaba bien del agresor y era casi un santo, y nosotros teníamos mucho menos poder. Uno lo piensa mil veces antes de “acusar”, porque si no te creen todo es mucho más difícil. Si te pegan un combo y te dejan el ojo morado es mucho más evidente, pero el abuso sexual, salvo que sea una violación con mucha violencia, que es en el 5% de los casos, no deja huella física, pero es una violencia tremenda y muy profunda que marca por dentro. Una vez alguien me dijo que creía que una persona víctima de tortura sufre menos, porque sabe que está siendo perjudicado y aquí cuesta verlo porque viene de alguien que se supone te está cuidando”, explica.

Cuando no le creyeron, Murillo buscó apoyo y le contó a su núcleo más cercano. “Romper con ese silencio fue muy sanador. Tuve una decepción tremenda con la Iglesia, sentía mucha culpa, rabia, soledad y por sobre todo confusión, se invierten los planos e incluso dudas de tu noción de la realidad, es tan imposible lo que estás viviendo que llega a ser esquizofrenizante”, explica.

Siete años después de las primeras conversaciones extraoficiales de Murillo sobre esto al interior de la iglesia, el caso llegó a la justicia y el abogado defensor fue Juan Pablo Hermosilla. “Él tomó nuestro caso, porque lo vio como un tema de derechos humanos y eso fue central. Karadima hizo un “trabajo” con nosotros y el entorno para conseguir nuestro silencio durante y después del abuso. Lamentablemente, cuando logramos madurar el tema y denunciar, el delito ya estaba prescrito, como pasa en la mayoría de los casos”.

La importancia de la no prescripción de los delitos sexuales

El promedio de edad de abuso sexual en Chile es entre los 8 y 10 años. Se trata en el 84,7% de niñas y adolescentes que sobreviven a este tipo de violencia, según datos del Poder Judicial. La develación de estos abusos tarda cerca de 16 años, en los que se carga con este silencio; tiempo en que estos delitos prescriben. Murillo hace hincapié en la importancia que tiene que la legislación se modifique en este ámbito. “Se debe tomar en cuenta lo que cuesta para las víctimas tomar conciencia, por la manipulación, y empezar a hablarlo. Estoy totalmente a favor de que esto no prescriba, no por un tema de perseguir y perseguir, sino por las características que tiene el abuso sexual infantil, donde el abusador busca las circunstancias para llevar a cabo estos delitos que cotidianamente no son perseguidos porque prescriben y se impone la impunidad”.

En un 95% de los casos el agresor conocía a la víctima o era parte de su círculo cercano, en un 48% era parte de la familia, un 20% del colegio, barrio o parroquia. “Lamentablemente este tema vive de su silenciamiento y el Estado no le pone la importancia que debería porque no le conviene. La mayoría de estos victimarios, por sus características psicológicas, narcisismo maligno, perversión; son capaces de utilizar el poder para someter y manipular a otro y exponerlo a una de total indefensión”, recalca.

Según cifras del Ministerio Público, 1 de cada 25 casos se denuncia y de ellos sólo un 11% llega a sentencia. Murillo reflexiona sobre esto y plantea que hay una situación muy adversa para las víctimas. “No pueden hablar y cuando lo hacen no son escuchadas. Nos llegan muchísimos casos en que menores de 3 o 6 años lo dice y las mamás, papás o profesores lo silencian, también trabajamos con personas mayores de cuarenta años que nadie nunca escuchó o que no les creen porque a veces esto es increíble y se quiere no creer y que esto no haya sucedido y no haya sido real, pero lo fue”.

De estas forma insiste en los derechos que tiene la víctima en ser reconocida como tal. “Creo que esto, en los casos de abuso sexual es fundamental porque el agresor logra manipular tanto, que la víctima se siente culpable y responsable del abuso. La amenaza, la vergüenza y la dependencia, están en la base del silenciamiento que dura años. Hay un derecho de la sociedad para defenderse, prevenir y decir que algo es inaceptable y que eso se manifieste en un castigo, pero si ya está prescrito, no hay forma de manifestarlo desde el Estado. Acá se está garantizada la impunidad para el agresor y la falta de justicia para la víctima. El victimario también tiene derecho a que se le juzgue y que mediante la sentencia comprenda que lo que hizo es inaceptable y que no pueda volver a hacerlo y que salga de circulación”, declara.

El filósofo cree que para incentivar que las víctimas denuncien deben haber campañas mucho más activas, que se centren en el poder y no sólo en lo sexual. “En general se ve al abuso como un problema de sexualidad y no como un problema de abuso de poder. Cuando uno mete el problema del poder estás cuestionando todo; los derechos de la infancia, cómo actúa la policía, los tribunales de justicia, la familia y ese es el problema: preferimos que el abuso sexual sea una especie de relación con una niña o con un niño, que violencia y abuso de poder que se manifiesta sexualmente y, esto, se previene haciendo justicia. Cualquier delito tiene un rango de tiempo para ser perseguido por las características que tiene, pero este tiene la particularidad de imponerse silenciosamente, a través de toda esta asimetría en la cual una persona que tiene más poder, impone no sólo la corporalidad y sexualidad, sino que también el silencio. Hay violaciones entre pares también, pareciera que en el imaginario colectivo una violación es que salte un tipo atrás de los matorrales, te agarre y te viole, pero hay violaciones entre parejas, amigos y el tema principal es el consentimiento, todavía no se problematiza bien esto, pareciera que es complicar demasiado la cosa. Si no hubo fuerza igual puede no haber habido consentimiento”.

Violencia sexual y su banalización parlamentaria

La experiencia de violencia sexual de Murillo le permite empatizar desde la misma vereda con las niñas y mujeres que viven o han vivido violencia sexual, que tiene como consecuencia un embarazo forzado producto de violación. De ellas, dos tercios son menores de 18 años, mientras que el 12% tiene menos de 14 años y el 7% menos de 12 años. Para él, la violencia sexual es “toda situación en la que por una asimetría de poder hay una persona o un grupo, que a través de la manipulación, fuerza física, engaño y seducción hace que otro haga cosas que no está en condiciones de comprender, consentir o de negarse”.

Considera que la prohibición del aborto por violencia sexual es otro tipo de violencia más. “La obligación a parir de una mujer, es una violencia tremenda, que es consecuencia de la violencia sexual, por eso, de todas maneras apoyo la despenalización en el caso de violación y de las otras dos causales también”.

Si bien las encuestas muestran un apoyo de la ciudadanía por sobre el 70% para las tres causales, dentro de los parlamentarios la causal de violación ha concentrado las principales objeciones, como ocurrió en la votación del proyecto en la Cámara de Diputados respecto a la puesta en duda de la veracidad de los testimonios.

“Se está banalizando la situación y con esto se están pasando a llevar los derechos de las mujeres y en especial de las niñas y adolescentes. Es una estupidez que no le crean a alguien que ha sido violada. Nadie tiene derecho a cuestionar a otra con algo tan delicado, ¿por qué hacerlas pasar por un proceso denigrante? La cantidad de revictimizaciones que producirías en este proceso es mucho mayor que el porcentaje de personas que podrían mentir y habría mucha más retractación en la denuncia. Además se infringiría un sufrimiento tan grande que no tiene sentido hacerlas pasar por esto”. José Andrés Murillo tiene esperanza de que esta causal sea aprobada y que primen los derechos de las personas, de las mujeres que sobrevivieron a los abusos, que han sido atropellados de una manera drástica e irreversible.

landing

Aplicación 2017 de Mama Cash por mujeres, niñas y personas trans

Mama Cash apoya a feministas y a grupos de personas ambiciosas liderados por mujeres, niñas y personas trans.

landing


Cómo aplicar para fondos de Mama Cash si actualmente no son coparte:

  • Mama Cash recibirá Formularios de Pre-solicitud de quienes actualmente no son copartes
  • El ciclo de recepción de solicitudes de Mama Cash en el 2017 será desde Marzo 15 a Mayo 15 de 2017, 11:59 CEST
  • Grupos que apliquen durante este ciclo de financiamiento recibirán la respuesta de Mama Cash hasta el 15 de Junio, 2017.

Grupos liderados por mujeres, niñas y personas trans que deseen aplicar, les recomendamos que consideren los criterios y prioridades de Mama Cash.

Apliquen ahora

Formulario de Pre-Solicitud en línea

¿Tienen problemas para acceder y añadir su información en línea?

Accedan al Formulario de Pre-Solicitud en formato Word

Para enviar un Formulario de Pre-Solicitud (Word)

Por correo electrónico (preferentemente):

Por correo común:

  • Mama Cash / Equipo de Programas
  • P.O. Box 15686
  • 1001 ND Amsterdam
  • Países Bajos

Mama Cash es un fondo con limitados recursos

Más grupos aplican de los que podemos financiar.

En 2016, recibimos 2113 solicitudes de financiamiento, de las cuales, solo pudimos aprobar un total de 31 (1.5% del total de todas las aplicaciones) como nuevas copartes de los programas de Cuerpo, Dinero y Voz.

Debido a que tenemos limitados recursos, también debemos tomar decisiones difíciles sobre cuales son los grupos a los que podemos apoyar. Los criterios y prioridades son los elementos que guían nuestras decisiones dentro de nuestros  procesos de financiamiento.  En 2017, esperamos poder aprobar aproximadamente el apoyo a 15 nuevas copartes, adicionalmente de aquellas renovaciones de apoyo a nuestras actuales copartes.

El ciclo de aplicación no es de relevancia a nuestras actuales copartes que deseen aplicar para la renovación de su donación en el transcurso del 2017.

En 2014, Mama Cash cambió su sistema de recepción abierta de solicitudes, donde grupos podían aplicar en cualquier momento del año, a tener ciclos limitados para la aplicación.

Para obtener más Información sobre este cambio:

Por favor consulten la sección de preguntas frecuentes

 

La ruta