POR 24HORAS.CL TVN

La hermana Francisca dice que la institución a la que pertenecía la rechazó y la culpó de lo ocurrido. Su violador pagó con cárcel, mientras que ella dio en adopción al menor.

RELIGIOSA DENUNCIA VIOLACIÓN QUE TERMINÓ CON UN EMBARAZO AL INTERIOR DE UN CLAUSTRO

EL HECHO OCURRIÓ EN 2002 PERO SÓLO HOY SE ATREVE A DENUNCIARLO.

A los 16 años, la hermana Francisca supo que su vocación era ser monja de claustro. Así, en 2002, cuando tenía 20 años, ingresó a la orden Clarisas Capuchinas.

Seis años después se ordenó como clarisa capuchina y siguió cumpliendo con sus votos de pobreza, obediencia y castidad. «Siempre fui feliz en mis claustro. Siempre dije: esto es lo mío, es lo que yo quiero«, dice.

Fuente: 24hrs Central

Noticias relacionadas:

Cerrar menú